UN PERRO PITBULL ATACÓ A UN NENE

OCURRIÓ EN EL BARRIO NTRA. SRA. DE LA PAZ. A CAUSA DE LAS HERIDAS EL MENOR PERDIÓ PARTE DE SU PIERNA.

No es el primer caso que se conoce de un perro raza pitbull que ataca a una persona. Este nuevo hecho que aconteció en Marcos Paz el pasado lunes 3 de diciembre en un domicilio de la calle 1º de Mayo del Barrio Ntra. Sra. de la Paz, volvió a abrir varios interrogantes: ¿estos perros son agresivos por naturaleza? ¿por qué reaccionan de esta manera? ¿se puede cambiar esta actitud?
El menor, de tan solo diez años de edad estaba jugando (hamacándose precisamente) cuando el perro lo atacó agarrándole uno de sus pies. De ahí en más la desesperación.
Con un animal de estas características (suelen tener un tamaño grande) fue muy difícil lograr que se aleje del niño y el daño causado fue realmente grave.
Debido a las heridas el menor fue trasladado al Hospital Garrahan y allí le amputaron la pierna por debajo de la rodilla.
Al momento del hecho en el domicilio asistió la Policía Comunal junto con Bomberos Voluntarios y gracias a la colaboración de un familiar pudieron contener al can.
Posteriormente, el mismo, fue trasladado por disposición de la Ayudantía Fiscal al predio del adiestrador canino Marcelo Ferrigno Paz hasta que la justicia determine su futuro.
El dueño del animal no vive en la ciudad y lo dejó al ciudado de su familia, mientras que el pequeño herido es su sobrino.
No fue el único hecho violento de este perro. Hace dos meses atrás atacó a otro miembro de la familia ocasionándole una heridad en un dedo.
“El pitbull no es para cualquier dueño”, manifestó el adiestrador Ferrigno Paz, quien tiene una gran trayectoria trabajando con esta raza y precisó, además, algunos detalles sobre su cuidado.
Este es un perro de deporte que tiene un estres muy alto si no se lo trabaja.
Lo recomendado es que a partir de los 60 días comience a salir de la casa diariamente a hacer ejercicio. Si el perro permanece encerrado, siente los mismos olores todos los días, entra en estres y termina en agresión.
Ferrigno Paz, recomendó ante una agresión producir un “ahogo” para que el animal suelte, e insistió en que los dueños sean responsables con la tenencia: que estén en las casas y sacarlos de manera segura, aplicar disciplina desde chicos y asegurar los ejercicios que son fundamentales para forjar el carácter. del animal.